Opinión

El torrente imperialista IV: los berrinches de Trump. John Saxe-Fernández

El riesgo de guerra permanece. Pero como se ve, hay indicios reales de tránsito desde una realidad impregnada de unilateralidad bélica a otra de multilateralidad atada al éxito de la diplomacia económica y militar de China y Rusia, cuyo desenvolvimiento sin guerra general sólo es posible hoy al amparo del derecho internacional.


Fuente: La Jornada

Si las noticias son correctas sobre la estupidez del gobierno de Estados Unidos (EU) de considerar a los Cuerpos Revolucionarios de la Guardia Islámica (CRGI) como un grupo terrorista, entonces los CRGI considerarán al Ejército de EU algo similar al Estado Islámico (EI) en el mundo. Así reaccionó Ali Jafari, el comandante de los GRGI, en línea con el presidente Hasan Rohani ante los insólitos ataques de Trump en papel de matón global contra Irán, tan graves o peores a los de George Bush en 2002, cuando colocó a Irán como integrante del eje del mal (con Irak y Corea del Norte). En la ONU Trump con el ojo en los combustibles fósiles, agregó a Venezuela. De Irán, dijo que es nación siniestra, un régimen fanático que encabeza la promoción del terrorismo y está en contubernio con al Qaeda. Son tantrums (berrinches) calculados. Quiere guerra por el gas natural de Irán y Qatar. Con negocios en mente y alto riesgo a la paz reniega de un convenio solemne, porque no gusta de los contratos de Irán con grandes bancos, petroleras, gaseras, automotrices, farmacéuticas, de la aeronáutica y espacial europeas, rusas y chinas.

Ante los millones de soldados de alta motivación y politización, desplegados a nivel regional y mundial por los CRGI, EU fracasaría a nivel bélico convencional con alto riesgo de que use armamento nuclear. Así lo advirtió Fidel Castro en entrevista con Michel Chossudovsky (Globalización de la Guerra, Club de Periodistas de México 2015). El uso de armamento nuclear desataría la ruta hacia una catástrofe planetaria terminal. Como la Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) certifica que Irán cumple con el Acuerdo Nuclear entre EU, Rusia, China, Francia Inglaterra más Alemania e incluso Yukiya Amano, director de la OIEA, elogia la actuación de Irán, las reacciones no se hacen esperar ante el obtuso negacionista climático que coloca en riesgo existencial la vida terrestre al alentar riesgos de tercera guerra mundial y la irreversibilidad del colapso climático antropogénico en curso.

La hostilidad de Trump hacia Irán disfraza con el antiterrorismo la fricción inter-capitalista, vinculada al manejo soberano del gas natural de Irán, mucho más cercano y ventajoso que el esquema de Trump de transformar a EU en principal proveedor de gas natural a Europa gracias a una “revolución del fracking” que es un fraude/celada sin sustento geológico. Para sostener la producción EU recurre a los no convencionales de Canadá y México bajo un bloque energético de la América del Norte, anunciado por Rick Perry: un diseño del big oil aplaudido por Coldwell.

En marzo de este año la petrolera francesa Total e Irán firmaron un contrato para el desarrollo del yacimiento de gas natural condensado South Pars-North Dome, el mayor del mundo compartido con Qatar. Se indica que el contrato sería en euros no dólares y por 4 mil 800 millones. Esta es la primera gran inversión desde el cese de las sanciones. La operación es apoyada por China, que también anunció acuerdos en yuan/oro para invertir en los combustibles fósiles de Irán. Estos contratos, recordó Bloomberg “son los primeros que se cierran desde que… Donald Trump asumió su cargo, amenazando con abandonar el acuerdo de 2015 que revirtió una década de sanciones contra Irán”. Hoy que hay apetito euroasiático (e iraní) por un mercado de 80 millones de iraníes. Trump amenaza porque quiere restaurar las sanciones junto a las todavía vigentes prohibiciones a bancos de EU para invertir en Irán frenando de paso la fortaleza industrial, bancaria y eventualmente de seguridad europea.

Desde 2016 se supo que la gigante Total también contempló un contrato con Irán para el suministro de 160 mil barriles diarios (bpd) de petróleo. Economía Hoy informa que Volkswagen firmó un contrato con un importador iraní para ofrecer SUV compactos Tiguan y el auto familiar Passat en las concesionarias de Teherán y sus alrededores. La francesa Peugeot fue la primera automotriz en reingresar al país el año pasado. La fuente agrega a esa oleada a Royal Dutch, Shell y Eni SpA, en conversaciones para desarrollar yacimientos locales.

Las continuidades y diferencias entre este escenario y el prevaleciente en la confrontación entre la presidencia imperial e Irán en 2010 iniciándose el gobierno de Barack Obama (enero 2009-enero 2017) con Clinton en la Secretaría de Estado, mostraría lo pronunciado del descenso hegemónico y aún de dominación militar/monetaria/bancaria de EU en Eurasia. Ambos mencionaron que todas las opciones (bélicas) contra Irán estaban sobre la mesa.

El riesgo de guerra permanece. Pero como se ve, hay indicios reales de tránsito desde una realidad impregnada de unilateralidad bélica a otra de multilateralidad atada al éxito de la diplomacia económica y militar de China y Rusia, cuyo desenvolvimiento sin guerra general sólo es posible hoy al amparo del derecho internacional.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *