Opinión

1º de Mayo, tenemos delante: Israel, el crimen imperial sionazi. Y, Cuba de la clase obrera, socialista y solidaria. Por Ramón Pedregal Casanova

“… el que desplazaba las marionetas de todos los países, / controlándolos, / supo qué hacía poniendo la niebla humanística …” Del poema “El castigo”. Autor: Aleksandr Blok. Del libro “La voz de las luciérnagas. La huella roja. Autora: Sara Rosenberg.

Para el sionazismo, horrorizar al mundo con sus crímenes es lo primero, luego hace que sus intereses se oculten y pueda simular la guerra contra el pueblo palestino como defensiva, esporadica y dispersa, para, entretanto, alimentar la intervención mercenaria y militar que haga que la guerra sea continua, intensa y de conquista. El sionazismo se proyecta en matar, destruir y robar con su protectora, la gran burguesía imperial.

Palestina, … Líbano, Afganistán, Irak, Libia, Siria, Yemen, … Irán. Lo dijo el general estadounidense Clark.

Del plano general de los horrores destaca Palestina, el territorio colonia, luego traficado e invadido. Mientras los demás conseguían su independencia, Palestina fue vendida por la monarquía inglesa con el Acuerdo Balfour a los Rothschild, representante de la Federación Sionista.

Sobre Palestina el sionazismo desarrolla su empresa de ocupación neocolonial, y desde Palestina ha ido consiguiendo la corrupción, colaboración y división en el mundo árabe para extender la desestabilización social y la guerra a los países con mayor progreso y que no lo aceptaban. La destrucción de éstos y la sumisión de Arabia Saudi y Egipto revierte en su hegemonía, o lo que es lo mismo, en la hegemonía del imperialismo estadounidense, su protector, junto a los anteriores imperios Inglaterra y Francia. Tras éstos regímenes se encuentra la Unión Europea haciéndole el servicio de promoción pública normalizadora, apoyo comercial-económico y acogimiento político en sus instituciones.

A causa de la fuerza ejercida por todos estos regímenes Palestina no ha sido independiente, y los países hermanos que habían ganado su lugar en el mundo corren el riesgo de caer nuevamente bajo el imperialismo, éste imperialismo, el de hoy, es el más peligroso que se ha conocido en la historia.

En su afán de establecer la guerra como norma en el mundo, empezando por Oriente Próximo, comenzando por Palestina, el 30 de Abril saltó la noticia del asesinato por los matones sionazis de otros 5 jóvenes palestinos en la frontera de Gaza. A un mes de la Gran Marcha de Retorno a Palestina las personas asesinadas llegan a 50 y son más de 6.000 las personas heridas. La deshumanización de los regímenes occidentales que defienden al ente israelí, encardinados de manera tan igual con el sionazismo, dice de sus clases dominantes lo que son capaces de hacer para afianzar el camino de la guerra de conquista neocolonial. La gran burguesía europea y estadounidense “desplazaba las marionetas de todos los países, controlándolos, era favorable al franquismo y al nazismo, pero el nazismo perdió al enfrentarse con la revolución soviética, además de pretender hacerse con territorios nacionales de los imperios occidentales.

Parece que nos encontramos ante un plan que en el mapa de aspiraciones recuerda a aquel otro que alentaban contra la Rusia revolucionaria. Hoy es contra Rusia, China, y todos los que se resistan a colaborar en el cerco a estos dos gigantes.

El régimen estadounidense va poniendo al frente de las responsabilidades a individuos puramente nazis. El régimen estadounidense-israelí, arrastra, contra todos los independientes y las nuevas potencias económicas, a las anteriores potencias que participaron en la guerra mundial última. Todos se ponen en línea ordenados por el nuevo poder imperial, y todos participan de la misma guerra contra Palestina y el resto de Oriente Medio. Los bombardeos de todos ellos sobre el pueblo sirio acompañan sus declaraciones falsificadoras de la realidad, van en busca de normalizar en el ámbito europeo y estadounidense-israeli la próxima gran guerra mundial. Con ese fin en estos días se suma a la primera línea el otorgamiento a Netanyahu del poder para declarar la guerra sin consultar con nadie. También así sus aliados han tomado la decisión de bombardear Siria.

El tiempo de los Tribunales de Justicia Internacionales ha pasado, el tiempo del Derecho Internacional Humanitario ha pasado, el tiempo de la paz ha pasado: hay que implementar nuevas fuerzas de paz, humanistas, de Justicia Internacional, y eso lo pueden hacer los gobiernos y los pueblos unidos en el internacionalismo.

“Todo hombre verdadero debe sentir en la mejilla el golpe dado a cualquier mejilla de hombre”. José Marti.

El ejemplo de Cuba en su construcción interna y de solidaridad para el mundo es una palanca que puede levantarnos. Con su Operación milagro en 30 países, en 2013 ya había operado gratis a 3 millones de personas salvándolas de la ceguera. Sostiene a miles de médicos en países de América del Sur, África, Oriente, … Con sus voluntarios empleando el método Yo sí puedo ha sacado del analfabetismo a 9 millones de personas. En sus universidades estudian medicina, y otras carreras, gratuitamente, miles de mujeres y hombres con el único compromiso de servir a quienes más lo necesitan.

En el interior del país se ha desarrolla una participación masiva de la población para elaborar los Lineamientos de Política Económica y Social, que a pesar de las enormes dificultades impuestas por el bloqueo estadounidense, poco a poco, lentamente, el gobierno cubano y su pueblo van realizándolos. Los reconocimientos internacionales nos ilustran sobre su Indice de Desarrollo Humano que en salud y educación está entre los primeros del mundo, y la esperanza de vida y el indicador de renta sitúan a Cuba en el nivel alto. Sobre educación es reconocida su “cobertura universal y gratuita en todos los niveles,siendo el único país de América Latina  y el Caribe con todos los objetivos cumplidos”. Su nivel de alfabetización es del 99,8% entre la población que va de los 10 a los 49 años.

En el último examen del Consejo de Derechos Humanos de la ONU el director de la Organización Mundial de la Salud ha coincidido con la directora Organización Panamericana de Salud poniendo como “ejemplo mundial a Cuba en prevención, atención médica,sistema de salud inclusivo e inmunización de la población contra enfermedades prevenibles, salud universal,equidad, solidaridad y Derechos Humanos”.

Dos direcciones y opuestas:

1- La de la guerra, EEUU-Israel, el crimen imperial sionazi.

2- La de la paz y la justicia, Cuba de la clase obrera, socialista y solidaria.

Nadie duda de las dificultades que los pueblos oponen a la burguesía imperial para sus robos al resto del mundo.

Nadie duda del esfuerzo cubano para superar las metas sociales alcanzadas y resolver sus faltas, siempre en medio de la resistencia al bloqueo  ilegal, ahora más cerrado, como parte del acoso imperial.

Los dos caminos están delante.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *