El activista argentino Adolfo Pérez Esquivel advirtió sobre los intereses de potencias hegemónicas en someter y controlar la soberanía de los pueblos.


Fuente: Tele Sur
El defensor de derechos humanos y activista argentino, Adolfo Pérez Esquivel, reiteró este lunes la importancia de la justicia para mantener la paz en los países del mundo, particularmente, en Latinoamérica.

En el marco del 1° Foro Mundial de Pensamiento Crítico del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso) que se celebra en Argentina, el intelectual hizo referencia al papel que ha desempeñado el Poder Judicial en los últimos años.

Sobre el proceso de pacificación en Colombia, aseveró que “no hay que permitir que destruyan los avances para conseguir la paz y la justicia”, y destacó que no puede creer en un Poder Judicial que estuviera sometido a un poder político.

“Un Poder Judicial que corrompe más que construye. Una democracia significa igualdad de derechos para todos y todas, no para algunos”, expresó el también ganador del Premio Nobel de la Paz (1980).

Con respecto al expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, reiteró su inocencia ante las acusaciones en su contra por supuestos hechos de corrupción. “Fue un golpe político (la detención de Lula) como le dieron el golpe a Dilma Rousseff para sacarla del poder (…) Queremos a Lula libre”.

Pérez Esquivel denunció que las políticas neoliberales implementadas por algunos Gobiernos de la región, los cuales ejecutan ajustes para “entregar el patrimonio de los pueblos a manos de las grandes corporaciones”.

“Tenemos cadenas que no las vemos, pero son cadenas al fin (…) No debemos bajar nunca los brazos para hacer frente a esta situación que nos afecta a todos”, precisó en su intervención.

Asimismo, enfatizó existe una potencia hegemónica que pretende recuperar “lo que siempre llamaron su patio trasero y nosotros no somos el trasero de nadie. Queremos ser pueblos libres y soberanos”.