RED EN DEFENSA DE LA HUMANIDAD

Al Maestro Oswaldo Guayasamín por sus cien años

Oswaldo Guayasamín cumple cien años y lo celebramos en presente. Desde que se despidiera con un ‘siempre voy a volver’, no ha dejado de acompañar ni un solo día las causas y las luchas que definen su vida y su obra.  Al amalgamar la transformación estética y la transformación del mundo en una obra imperecedera, él se proyectó en la historia como un verdadero fenómeno cultural y un hecho cultural en sí mismo.  Desde su singular sentido de la estética, el Maestro se comprometió con la ética y los sentidos de humanidad, por eso creó una línea artística propia para exhibir las  “monstruosidades que se cometen contra los seres humanos” y convocar a la acción y a la ternura.

Con el postulado de que el creador no es un simple espectador sino parte del contenido y del contexto, Guayasamín convirtió su paleta en un instrumento para dar testimonio vivo de las causas sociales, para evidenciar las realidades de los pueblos, de sus luchas y sus gentes.  Esto es ostensible en los cientos de oleos impregnados de Latinoamérica, en sus retratos de gente comprometida, en su ofrenda a la ternura, en sus grabados, en sus murales históricos y de profundos contenidos.

Es por esa honda perspectiva del mundo, que reconocemos a Guayasamín entre los referentes de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad. La conmemoración de sus cien años,  hecho relevante en sí, multiplica sus significados ahora que su arte y la movilización de ideas que su mensaje libera son indispensables para encauzarnos hacia un futuro con sentidos de humanidad.

6 de julio de 2019

También puede gustarte...