Adelantamos textos de un cuaderno que publicará la REDH próximamente.


           Un mundo mejor sí es posible para los pueblos, no para unos pocos que se creen dueños de él y crean instrumentos para legitimarse en las supuestas cumbres del poder. Solo con gobiernos responsables comprometidos con sus pueblos y actuando junto a ellos, podrá construirse ese añorado por los pobres de la tierra, mundo de paz y crecimiento humano.

         Para el pensamiento y las acciones de los defensores del neoliberalismo, los pueblos no cuentan.

         Basta de traiciones y perversidades.

         Sépase que somos más.

         Cuando todo sea mercancía, acabará el hombre.

         ¡Basta!

         La humanidad será salvada solo por los hombres y mujeres dignos de la tierra, proyectada con renovadas fuerzas en el mundo post coronavirus.

Alberto Lescay Merencio, Cuba. Escultor, pintor y dibujante. Presidente Fundación Caguayo para las Artes Monumentales y Aplicadas. Integrante del capítulo cubano de la Red en Defensa de la Humanidad.

Por REDH-Cuba

A %d blogueros les gusta esto: