Opinión

Un mundo mejor sí es posible. Por Alberto Lescay Merencio

Adelantamos textos de un cuaderno que publicará la REDH próximamente.


           Un mundo mejor sí es posible para los pueblos, no para unos pocos que se creen dueños de él y crean instrumentos para legitimarse en las supuestas cumbres del poder. Solo con gobiernos responsables comprometidos con sus pueblos y actuando junto a ellos, podrá construirse ese añorado por los pobres de la tierra, mundo de paz y crecimiento humano.

         Para el pensamiento y las acciones de los defensores del neoliberalismo, los pueblos no cuentan.

         Basta de traiciones y perversidades.

         Sépase que somos más.

         Cuando todo sea mercancía, acabará el hombre.

         ¡Basta!

         La humanidad será salvada solo por los hombres y mujeres dignos de la tierra, proyectada con renovadas fuerzas en el mundo post coronavirus.

Alberto Lescay Merencio, Cuba. Escultor, pintor y dibujante. Presidente Fundación Caguayo para las Artes Monumentales y Aplicadas. Integrante del capítulo cubano de la Red en Defensa de la Humanidad.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *