Opinión

En las dificultades ocasionadas por Estados Unidos, #Cuba redescubre el sentido de su Revolución. Por Luciano Vasapollo

Mensaje dirigido a Luciano Vasapollo por uno de los 5 héroes de Cuba, Ramón Labañino


Discurrir y realizar procesos de transición al socialismo y planificación, quiere decir obviamente razonar en términos internacionalistas. Por este motivo va valorizado el rol de las alianzas internacionales como instrumento de relanzamiento de una lucha a escala global, que puede ampliarse en manera diversificada a partir de los importantes procesos de cambio en varios de los países del ALBA. Precisamente por esto, porque el análisis teórico y nuestro actuar y operar político, se relacionan y tienen qué hacer directamente, ahora también aquí en Italia y en Europa, con la dimensión del internacionalismo de clase, con la colocación política internacional de cada movimiento, organización y partido de izquierda de alternativa y de clase, comunista, en la conciencia que nuestro desafío “aquí y ahora” sea aquel de mantener vivo también en la realidad europea de la crisis sistémica, la idea y la practica de superación del modo de producción capitalista. Esto sobreviene en términos de prospectiva real de programa para ir mas allá de la solidaridad política, practicando experiencias políticas de clase como parte de una dimensión internacionalista del anticapitalismo y de la transición concreta del socialismo posible ya en campo en varias partes del mundo. El Comandante en Jefe Fidel Castro indica el camino revolucionario.

En tal dirección que el la batalla de las ideas, subrayando que “la Revolución es el sentido del momento histórico”.

Es así que también aquello que parece normal, y que al decir de cualquier estúpido extremista encima retrasado, deviene como la extraordinaria alternativa socialista al interno de la crisis sistémica del capital como jamás se había visto y como ésta debe significar una gran ocasión no solo para Cuba socialista y para Venezuela revolucionaria sino también para todas las organizaciones de clase socialistas y comunistas en el mundo, para jugarse ahora una vuelta la apuesta deconstruir concretamente el horizonte posible de la humanidad hacia la justicia social, la libertad, la igualdad en el gran proyecto jamás latente del socialismo científico concretamente realizado. Es este el camino que Cuba guevarista y fidelista desde largos decenios esta llevando adelante con dignidad y gran capacidad y pasión, sirviendo con lealtad infinita al pueblo revolucionario venezolano, intentando de colocar juntos sus sueños, que la política de clase transforma en realidad de la transición socialista, en consecuencia los sueños de la concreción del hacer de todos nosotros marxistas militantes revolucionarios. Pero los keynesianos de izquierda, de lo cuales muchos europeos, continúan increíblemente a denominarse marxistas y continuaran con tenacidad, pero fuera de contexto histórico, en el querer hacer resucitar un cadáver; voluntariamente olvidan que no existe el “capitalismo bueno” y la crisis del capital es sistémica.

En este contexto la alternativa socialista que se limita a presentar propuesta ” como alternativa macro-económica es claramente de izquierda keynesismo del “ inadecuada e ineficaz. La crisis del capitalismo significa que las reglas del proceso de acumulación, esto es, el modo de trabajar, las normas sobre la repartición del valor entre capital y trabajo, y entre trabajo y capital productivo, financiero el área de intervención del Estado, las formas de aplicación de las modificaciones técnicas, la división internacional del trabajo, han dejado de funcionar, y deben ser sustituidas. è claramente inadecuada e ineficaz.

Esta es en efecto, la idea de Guevara y Fidel y en nuestro pequeño camino sobre política al servicio de los trabajadores en un horizonte estratégico de superación del capitalismo y de la inmediatez de la transición revolucionaria con la conciencia que son relaciones de fuerza en el conflicto internacional capital-trabajo que hoy pone la dinámica de la contradicción del socialismo deseable versus el socialismo posible.

Luciano Vasapollo

Fuente: Faro di Roma

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *