De nueva cuenta, Carlos Fazio publica un libro imprescindible para conocer la realidad mexicana (y latinoamericana) a profundidad, fundamentado en una acuciosa información y en una bibliografía pertinente y actualizada con la que el autor interpreta teóricamente esta compleja catástrofe nacional. Plutócratas y populistas: la tentación del poder en tiempos de posverdad (Grijalbo, 2021) es la continuidad de un encomiable esfuerzo de investigación que ha dado como resultado tres libros: El tercer vinculo: de la teoría del caos a la militarización de México (1996), Terrorismo mediático y la fabricación social del miedo en México (2013), Estado de emergencia: de la guerra de Calderón a la guerra de Peña Nieto (2016), los cuales son expuestos en la introducción en una síntesis pedagógica que captura al lector y brinda los referentes conceptuales y metodológicos necesarios para adentrarse en la cartografía del horror de un país devastado y saqueado por una voraz plutocracia interna y externa que impone su dominación a los pueblos de la pluriétnica nación mexicana a partir de todas las violencias intrínsecas a la actual forma de acumulación capitalista.

Recordemos que Fazio fue pionero en abordar uno de los temas tabú en el régimen de partido de Estado: el Ejército, y la militarización de México, como pieza clave del Departamento de Defensa de Estados Unidos para asegurar el control de sus recursos geoestratégicos; ese considerado tercer vínculo, además del económico y el político, que faltaba para cerrar el círculo de la dependencia. De la misma forma, el terrorismo mediático que acompaña este proceso, forma una opinión pública para legitimar el orden establecido, tergiversando o manipulando los hechos en favor de la cultura y la ideología dominantes.

El Estado de emergencia y el necropoder caracterizan las políticas de seguridad de Calderón y Peña Nieto como violencias de Estado dirigidas al exterminio de personas, instalando la criminalidad en el corazón de nuestros sistemas políticos y económicos. El estado de emergencia impone la ocupación integral encubierta de México por Estados Unidos, como parte de una guerra de espectro completo del Pentágono y otros organismos de seguridad estadunidenses, que abarca una política donde lo militar, lo económico/financiero, lo mediático y lo cultural (la educación incluida) tienen objetivos comunes.

Plutócratas y populistas, sostiene Fazio, busca exponer de manera sucinta la última fase de los conflictos, las tensiones y la polarización entre los grupos oligárquicos surgidos al amparo del Consenso de Washington y la dictadura del pensamiento único neoliberal, y el candidato y a la postre presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en el marco de un accidentado devenir que involucra a otros actores políticos y sociales, nacionales y ­extranjeros.

Plutocracia es definida por Fazio como una suerte de régimen oligárquico de los hiperricos, que opera como un poder fáctico más allá del sistema de partidos políticos y las elecciones en democracias representativas formales, que desafía la soberanía del Estado nación y prioriza sus intereses de clase por encima de los intereses y necesidades de la población en general.

El otro componente del título de la obra reseñada, populismo, encuentra una diversidad de significados, que Fazio recorre, destacando que la visión estructuralista define el populismo histórico latinoamericano, como un tipo de régimen político que se sustenta en una alianza multiclasista y un liderazgo carismático con el objetivo de implementar el denominado modelo de desarrollo de industrialización por sustitución de importaciones y que, en contextos políticos, académicos y mediáticos, el uso de este calificativo suele ser peyorativo y con connotaciones negativas. Así, plutócratas y populistas se enfrentan en un contexto, en el que más allá de lo que ocurre en la realidad, la batalla de la narrativa de los medios es clave en la fabricación de una determinada percepción de la población y las audiencias mundiales. Es la época de la posverdad.

El resultado de esta tarea inconmensurable, que el autor sintetiza en seis líneas, constituye una voluminosa obra de 511 páginas y 18 capítulos, en la que no hay temática, actor político o evento, nacional e internacional, sin analizar, desmenuzar, contextualizar e interrelacionar; todo ello, sin concesiones, maniqueísmos o estridencias, con profusión de pruebas documentales que respaldan el ejercicio de una singular combinación de periodismo de investigación y ciencia política que sitúan a Fazio, como uno de los analistas del México actual más serios y comprometidos con la verdad y el pensamiento crítico. La lectura de este libro es indispensable para el debate sobre las formas organizativas emancipadoras capaces de superar a plutócratas y populistas.

Por REDH-Cuba

A %d blogueros les gusta esto: