Opinión

Youtuber cubano contra su Patria. Incidencia de los influencers en América Latina. Por José A. Amesty R.

La guerra terrorista contra Cuba en las redes sociales continúa. Recientemente escuchamos a un youtuber anticubano en EEUU, expresar algo que causa preocupación, haciendo un llamado peligroso contra el pueblo de Cuba, y por qué no, contra el mismo EEUU.

El youtuber peligroso, se expresa así: llama a “actos de destrozos en Miami”, “mi deseo es matar a los comunistas” (en Cuba, y quizás en EEUU), “hay que matar a comunistas, ejecutar al presidente Diaz-Canel, a los policías, al primer secretario del partido, que lluevan los muertos de los comunistas”.

Es más, reitera que hay que “ejecutar a todos los comunistas en Cuba”, y reitero también y por qué no en EEUU, este youtuber es un violento y terrorista, lo denotan sus expresiones de odio, miserables e histérico. Incluso, ha exhortado públicamente liquidar con un dron a Raúl Castro.

Este órate demencial, en su locura (valga lo redundante) pudiera influenciar a gringos para iniciar una matanza de comunistas en EEUU, o el mismo, ponerse a matar comunistas en suelo norteamericano. El FBI, debería preocuparse y comenzar una investigación al respecto, y empezar a “amarrar a sus locos”.

Antes de darle los datos de este ser infame, deseamos informar, primero, que es un youtuber, “influencers” en inglés, en español, influenciador. La voz influencers, es un anglicismo usado en referencia a una persona, con capacidad para influir sobre otras, principalmente a través de las redes sociales. Éstos se han convertido en líderes mediáticos, gracias a la inmediatez del Internet a nivel mundial.

Su odio visceral, lo riega en las redes sociales como: facebook, twitter y principalmente en vídeos publicados en su canal de YouTube, donde tiene más de 90 mil seguidores, y muy activo contra la revolución cubana.

Se puede afirmar que, el 99 por ciento, de su programa, se fundamenta en intentar desprestigiar a la sociedad cubana, a sus instituciones, a las personas que las dirigen, en fin: amplifica todo lo malo y obvia o distorsiona lo bueno que sucede.

Utiliza las redes sociales, con la intención de colocar a la gente contra el gobierno cubano. Con cinismo, pretende hacer de cada cosa sucedida en el país, un motivo para poner fin a la Revolución. No importa si ocurre algo malo, regular o bueno. Tiene la destreza maligna de presentarlo de tal forma, que las personas que les escuchan, si no tienen información veraz y oportuna, podrían ser manipuladas, lo cual es su propósito.

Promueve, a su vez, distintas manifestaciones de violencia. La mayoría de los programas de este youtuber, consisten básicamente en tergiversar la realidad de la Isla a fin de fomentar el odio entre los cubanos de dentro y fuera. Para ello recurre a ofensas a autoridades oficiales; al desprestigio de artistas, intelectuales y periodistas; y a la diseminación de informaciones falsas, con el objetivo de crear un clima de caos, miedo e inseguridad en Cuba.

Reiteramos, este youtuber ha llamado desde su canal, a defender actividades que tienen como fin causar terror e incertidumbre dentro del territorio cubano. En señal de su apoyo, ha aparecido portando una máscara, la cual en los últimos tiempos ha sido asociada, con las acciones desplegadas contra bustos de José Martí, por individuos pagados desde Estados Unidos.

Sus palabras y acciones, son catalogadas como y para influenciar al magnicidio y al terrorismo. No obstante, para las Naciones Unidas “los actos criminales con fines políticos realizados o calculados con la intención de provocar un estado de terror en la población en general, son injustificables en toda circunstancia, cualesquiera que sean las consideraciones políticas, filosóficas, ideológicas, raciales, étnicas, religiosas o de otra índole que se aleguen para justificarlos”.

Su bajeza ha llegado a tal punto que, el youtuber cubano, le reprocha a su padre, residente en Cuba, que compartiera en Facebook el post de Arnaldo Rodríguez, en el que el músico se jactaba de seguir “pie en tierra” con el gobierno cubano, y cargaba contra el presentador Alexander Otaola con un mensaje homofóbico. Recriminó a su padre, que apoye a un gobierno que en realidad no le ha dado nada más que miseria.

Así mismo, le aclaró a su padre, que no espere de su parte una tarjeta AIS, utilizada para recibir remesas desde el extranjero.

Sin ningún tipo de pudor y consideración con su padre, emplazó a su padre, Jorge Francisco Batista, a recordar las necesidades y carencias que pasaron durante muchos años a pesar de él ser ingeniero y master, e incluso de haber tenido cargos en el gobierno.

“¿Por qué con 50 años tú no tienes nada?”, le pregunta. “¿Por qué no tienes un paladar, un carro, un negocio si tú eres master?”, añade.

Su padre, con firmeza política, le aclara que “es mentira”, y precisa que “él no se va a rendir porque él tiene un paladar que se llama el Talismán”, y todos los problemas resueltos.

No te tires a la calle, pero no apoyes esta mierda. Tú sabes que te han engañado durante los 50 años que tú tienes”, le dijo el youtuber infame y sin misericordia.

Como dice una amiga, ¿quién es este personajillo?, su nombre artístico o seudónimo es, Ultrack, que no encontré su significado en inglés.

Su nombre verdadero es, Jorge Ramón Batista Calero, es un cubano nacido en Buenaventura, en la oriental provincia cubana de Holguín.

Desde muy pequeño le gustó el mundo del arte: la música, la actuación, el hablarle a mucha gente. Siempre tuvo el sueño de convertirse en productor musical y Dj, finalmente lo logró con el proyecto “En Línea”.

Continuó desarrollando su talento musical y como productor lanzó su primer sencillo en 2018 titulado A World of Party. Durante 2020, completa y lanza el álbum Viva Cuba Libre, acompañado de canciones como Crazy Night, Follow the Party y Move Your Head.

Llegó a los Estados Unidos en el año 2016, tras una larga travesía por varios países latinoamericano s. Ya radicado, comenzó a colgar videos en YouTube, donde exponía su experiencia personal en Cuba.

Lo primero que hizo en Youtube, fue ser tal como es: natural y manipulador, le contaba a la gente su escasez de ropa, cómo se compraba los zapatos, cómo ayudaba económicamente a su mamá y otras situaciones de su vida. Como él hay otros, de los cuales hablaremos en otros artículos.

En general, en esta época, estamos hablando, entre otras armas, de una ciberguerra, concepto tan crucial que el Pentágono le dedica un comando especializado, así como los tiene para áreas geográficas. Y estamos hablando de una inversión multimillonaria en la creación de numerosos medios e influencers digitales, con sus ejércitos de bots que trasmiten contra la isla desde Estados Unidos.

El escritor, Dr. Fernando Buen Abad Domínguez, Director del Instituto de Cultura y Comunicación, de la Universidad Nacional de Lanús, señala enfáticamente, en su artículo: ¿Todos quieren ser Goebbels? Y cuyo subtítulo es, Infiltraciones ideológicas colonizantes: Una ilusión manipuladora -no confesada- se desliza como si fuese el non plus ultra de toda Comunicación y Cultura. Se trata de un estereotipo ideológico que anhela controlar conciencias y conductas, al estilo nazi-fascista, como si se tratase de un logro táctico y estratégico para dirigir a las masas, milimétricamente, en lo objetivo y en lo subjetivo. Una especie de poder “iluminado” por el “Poder” para acarrear al “rebaño” por el camino de la subordinación placentera. Deseo perverso empeñado en comerciar con las conductas de los pueblos. Si lo saben, mal… si no lo saben peor.

Algunos anhelan que “una frase”, “una imagen”, “un mensaje” … tengan el poder, por sí, para convencer a los destinatarios de ser y hacer lo que quieren los genios de la comunicación fabricantes de publicidad o propaganda, así se disfrace de periodismo, cine, televisión, radio o “influencers” en internet con sus “redes sociales”. El fetichismo de la comunicación individualista y mercantilizada.

Finalmente, deseamos mostrar que, este fenómeno de los influencers, no solo se presenta contra Cuba, sino en varios países de América Latina, con otros matices y estrategias, según el artículo, “los gurús de la derecha regional” de las escritoras Bárbara Ester y Camila Vollenweider, que, los gobiernos de la nueva derecha regional, tienen sus propios gurús, “influencers”, variopintos que disponen gabinetes, estrategias electorales y claves discursivas.

En nuestra región, caracterizada por una mayoría de gobiernos de derecha, nuevos gurús han comenzado a dejar su impronta en los giros que han ido adoptando los gestores políticos de lo que se percibe como “nueva derecha”. El panorama es variopinto: desde grises CEOS de think-tanks, líderes místicos, cientistas sociales (cualitativistas y cuantitativistas). Todos ellos han logrado construir candidatos competitivos apelando a la explotación de un claro diagnóstico del imaginario de sus respectivas sociedades.

Vendedores de ideas que ganan su vida encontrando la promesa perfecta para ser proyectada electoralmente y como impronta de gobierno. Su rol como evangelizadores al servicio de los valores impuestos por la revolución cultural neoliberal engarza perfectamente con el statu quo, logrando una gran difusión de ideas y servicios de coaching. Veamos algunos:

Olavo Luiz Pimentel de Carvalho (Brasil), referenciado como filósofo, periodista y escritor, hoy de 72 años y autoexiliado en Virginia, EE. UU. en 2005, comenzó su producción “intelectual” escribiendo y dictando clases sobre astrología, a la que vinculaba con su pertenencia a una orden espiritual musulmana sufí. Al poco tiempo renegó de ella tras convertirse al catolicismo, del cual es un acérrimo defensor; el mismo viraje ocurrió con su tendencia política: de sus simpatías con el Partido Comunista pasó a ser un anticomunista furioso y militante.

Su expresión más enfática es, ningún comunista merece consideración, ningún comunista es una persona decente. Son toda la escoria de la especie humana. Debemos respetar su derecho a la vida y a la libertad, como respetamos la de los perros y la de las lagartijas, pero no debemos concederles más que eso.

Axel Káiser y Cristián Larroulet (Chile). Axel Káiser, Es, la figura principal de Fundación para el Progreso (FPP), fundada y financiada por el expropietario de los supermercados Líder. Esta fundación promueve una ideología ultra liberal en lo económico y la “descontaminación” del ideario de izquierdas enquistado en las instituciones, mediante un “cambio cultural”.

Cristián Larroulet, fue dirigente estudiantil durante el pinochetismo -actividad que lo acercó a reconocidas figuras de la derecha chilena como Joaquín Lavín y Jaime Guzmán-, y realizó estudios de posgrado en Economía en Chicago. Alternó su vida académica con algunos cargos en el Estado durante el “tercer mandato” de Pinochet y durante la gestión de Eduardo Frei. En 1990 inauguró su fundación, Libertad y Desarrollo, un think tank neoliberal, que aparece hasta moderado en contraposición con el de Káiser. Diez años después fue nombrado ministro secretario general de la primer Presidencia de Sebastián Piñera.

Jaime Durán Barba (Argentina), amante de la polémica, ha debido disculparse públicamente al homologar el nazismo y el chavismo, declarando “Hitler era un tipo espectacular”, en una entrevista con la revista argentina Noticias y en relación a la enorme adhesión popular de los venezolanos hacia la figura de Hugo Chávez. Desde su columna dominical en el diario argentino Perfil, el estratega de Pro vinculó a los votantes de Cristina Fernández de Kirchner con la economía informal, los subsidios o el narcomenudeo.

Maximiliano Aguiar y Hernando Soto (Perú). Maximiliano Aguiar, en sus orígenes el sanjuanino asesoró a Nelly Cuadros, candidata de Fuerza Popular por Cusco -irónicamente, el estratega que logró vencer a la lideresa naranja y ponerla tras las rejas se inició en la política peruana como asesor de una fujimorista-. Sin embargo, luego de la renuncia de Mario Elgarresta, el asesor cubano del ppkausismo, Mercedes Aráoz, hizo de nexo para acercar a Aguiar al partido.

Hernando Soto, fue uno de los principales asesores de Keiko Fujimori en 2011 y 2016, así como lo había sido de su padre, de quien finalmente se distanció a causa de la corrupción y de considerar que lo había “seducido” Vladimiro Montesinos. No faltan quienes lo consideran como la fuente ideológica del fujimorismo, especialmente en el concepto de “cholo capitalista”, es decir el mestizo peruano trabajador y emprendedor, el sujeto social al que interpeló el régimen. Luego de la caída del fujimorato se acercó al sucesor, Alejandro Toledo, quien nombró a Soto como su representante personal para diseñar e implementar un programa de libre comercio que sea atractivo para los Estados Unidos y que brinde a los pobres acceso a la economía globalizada.

Cada uno de estos gurúes (Influencers), ha sabido interpretar los tiempos modernos y sus subjetividades, los climas, las idiosincrasias, los temores y las pasiones ciudadanas.

 

José A. Amesty R. Teólogo venezolano, formador sociopolítico, articulista político y teológico, actualmente radicado en Costa Rica.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *