Uncategorized

En la memoria de Frei Betto y Carmen Bohórquez

FERNANDO MARTINEZ HEREDIA (1939-2017). FREI BETTO

Na manhã de segunda, 12 de junho, recebemos de Esther Pérez, casada com Fernando Martinez, a triste notícia de que seu companheiro nos deixara de madrugada, acometido de um infarto agudo.

Todos nós, brasileiros e brasileiras, solidários à Revolução Cubana, somos gratos ao testemunho de vida e à brilhante obra ensaística de Fernando.

Nele se uniam o militante e o pensador, o revolucionário e o criterioso cientista social. Soube contribuir para evitar, em Cuba, o dogmatismo marxista com a revista Pensamento Crítico. Assessorou a Revolução Sandinista à raiz de seu êxito e a Revolução Bolivariana. Desdobrou-se por toda a América Latina, socializando seus conhecimentos com os movimentos sociais do Brasil, da Argentina, de El Salvador e de tantos outros países.

Fernando exerceu destacado papel na construção da ponte que aproximou a Revolução Cubana da Teologia da Libertação e da obra pedagógica de Paulo Freire.

A Feira do Livro de Havana merecidamente o homenageou em fevereiro deste ano.

O legado teórico e prático desde nosso irmão haverá de enriquecer e fortalecer as novas gerações de revolucionários e militantes da utopia libertadora.

Frei Betto
Escritor y teólogo brasileño

Joa Pedro Stedile, Movimentos populares  da FRENTE BRASIL POPULAR y Movimentos camponeses da VIA CAMPESINA BRASIL se adhieren a este mensaje de Frei Betto


HONOR, GLORIA Y COMPROMISO CON SU EJEMPLO.CARMEN BOHÓRQUEZ

Por extrañas circunstancias, la mano de Dios de la que hablaba el poeta Vallejo nos ha estado mostrando que debemos estar siempre preparados para duros golpes de la vida. Pero una cosa son los versos del poeta y otra las heridas que se producen en el alma cuando se va una persona que en nuestra vida supo combinar el afecto generoso y fraterno del verdadero amigo con el de un excelso interlocutor que te hacia crecer intelectualmente cada vez que lo encontrabas.

Con Fernando se podían tocar todos los temas, pero había algo especial que era el centro de su reflexión y cuya pasión compartíamos: la suerte de Nuestra América. Conocedor en profundidad de su historia olvidada y de su historia oficial, de sus seculares contradicciones, de las permanentes luchas de sus pueblos por hacer respetar su dignidad y su soberanía, de su intenso esfuerzo por defender el derecho a construir una sociedad de justicia, de igualdad y de paz, Fernando fue vivo ejemplo del intelectual orgánico que describió Gramsci. Nadie como él para comprometerse en alma y pensamiento con la Revolución Cubana y nadie como él para pensar también la Revolución Bolivariana y las experiencias revolucionarias en otros paisajes de Nuestra América,

Honor, gloria y compromiso con su ejemplo de cómo un intelectual debe ejercer la revolución.

Carmen Bohórquez
Historiadora y Coordinadora General de la Red En Defensa de la Humanidad

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *