Con la verdad, por la paz y la justicia social

Sitio web del capítulo cubano de la Red en Defensa de la Humanidad

Opinión

Marco Rubio, entre fusiles y corrupciones. Por Hedelberto López Blanch

Republican presidential candidate, Sen. Marco Rubio, R-Fla. campaigns, Friday, Jan. 15, 2016, at Morse’s Sporting Goods in Hillsboro, N.H. (AP Photo/Matt Rourke)

Entre enero y octubre del año 2017 fallecieron en Estados Unidos 545 menores por disparos, ocurrieron 274 tiroteos masivos, se registraron 46 595 incidentes de violencia con armas de fuego con resultados de 11 652 muertes y 23 516 heridos (sin incluir 22 000 suicidios anuales aproximadamente), según el Gun Violence Archive (Archivo de Violencia Armada).

Pero esas estadísticas no inmutan en lo absoluto al senador republicano Marco Rubio que ha recibido 3,3 millones de dólares de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), organización que impulsa con su poderoso capital la proliferación de armas en toda la Unión.

Una investigación de Univisión Noticias, la cual refleja el dinero que recibieron algunos representantes y congresistas por parte de la Asociación Nacional del Rifle , demuestra que cuatro de los políticos que obtuvieron mayores cantidades son de La Florida, pues además de Marco Rubio, aparecen los republicanos Carlos Curbelo, con 75 425 dólares, e Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart con 32 000 dólares cada uno.

Pero todas estas desgracias y tragedias familiares por el uso indiscriminado de armas de fuego, le son prácticamente indiferentes al senador Marco Rubio, defensor a ultranzas de la posesión de esos peligrosos artefactos en manos de cualquier individuo, siempre y cuando él reciba abundante dinero para ampliar sus arcas personales.

Cuando se indaga sobre los oscuros pasos del actual ultraconservador, aparecen más arbitrariedades cometidas durante su accionar político.

La publicación The New Yorker divulgó un informe de la Comisión General de Elecciones, donde denuncia que Rubio recibió 98 300 dólares en “donaciones” para su campaña, provenientes de la Secretaria de Educación, Betsy DeVos, acusada de ganar el puesto por mecanismos de corrupción.

Betsy DeVos, una multimillonaria sin ningún tipo de experiencia, fue acusada de haber obtenido el cargo a través de pequeños sobornos en forma de “donaciones” con los que obtuvo los votos correspondientes. Entre los “sobornados”, Marco Rubio fue el senador que más dinero recibió, según una lista publicada en febrero de 2017 por el Center for American Progress.

La Secretaria de Educación ha sido fuertemente criticada por su ascenso al cargo. Sus “donaciones” apuntan a lo que todo el mundo considera “fue una compra masiva de votos”, entre las cuales, el más beneficiado fue Marco Rubio, quien tiene nada menos que un récord del 100 % a favor de aprobar cada uno de los candidatos y planes del presidente, Donald Trump, afirma The New Yorker.

Dos años antes, el 31 de diciembre de 2015, el The Washington Post reproducía una investigación realizada por la cadena televisiva Univisión Investiga que indicaba:

“Cuando Marco Rubio era líder de la mayoría de la Cámara de Representantes de la Florida, utilizó su cargo oficial para pedir a reguladores estatales que le otorgaran una licencia de agente de bienes raíces a su cuñado, quien años antes fue encontrado culpable de narcotráfico. El cuñado, Orlando Cicilia, había sido liberado apenas 20 meses antes.

“En julio del 2002, Rubio envió una carta con su membrete oficial a la División de Bienes Raíces de la Florida, donde recomendaba a Cicilia “para obtener sin reservación una licencia como agente”. La misiva, que obtuvo el Washington Post gracias a la Ley de Archivos Públicos de la Florida, da una leve idea del actual senador cuando usó su creciente poder político para ayudar a su cuñado y brinda una nueva percepción sobre cómo ha entrelazado su vida personal con la política”.

Rubio se negó a declarar si él o su familia recibieron algún tipo de asistencia financiera por parte de Cicilia, que en un sonado juicio celebrado en 1989 fue hallado culpable de distribución de uno de los más grandes contrabandos de cocaína valorado en 15 millones de dólares. El gobierno federal incautó la casa de Cicilia donde vivía con Bárbara (hermana de Marco) y otra casa en North Miami Beach, pero el dinero nunca se encontró.

Desde su liberación, el ex reo vive en la casa de la madre de Rubio, junto a Bárbara y ha ayudado a su cuñado en sus actividades políticas. Además, el actual senador ultraderechista ha pagado a dos hijos de Cicilia más de 130 000 dólares por los aportes brindados durante sus campañas como candidato a la presidencia y a la de senador.

Los registros de vigilancia de la Administración de Control de Drogas muestran que Cicilia almacenaba cocaína de la red de drogas en su casa, a unas pocas millas de donde vivían Rubio y sus padres.

Cicilia fue condenado a 25 años de reclusión por conspiración para distribuir cocaína y marihuana, y liberado en noviembre de 2000 por reducción de pena.

El grupo de narcotraficantes con el cual actuaba la pareja (Orlando y Bárbara), lo dirigía el conocido traficante cubanoamericano Mario Tabraue, quien estuvo implicado en la muerte de un informante federal.

Como asegura Marco Rubio, hay que hacer de todo, hasta lo más increíble para ganarse un puesto en las administraciones estadounidense, no importa que corra la sangre o proliferen las drogas, el puesto hay que cuidarlo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén

A %d blogueros les gusta esto: