Con la verdad, por la paz y la justicia social

Sitio web del capítulo cubano de la Red en Defensa de la Humanidad

Noticias

Más de 70 grupos demandan a Trump inmediato fin de sanciones contra Irán, Venezuela y Cuba

Más de 70 grupos de la sociedad civil que representan a más de 40 millones de personas han hecho un llamado al presidente Donald Trump para que levante inmediatamente las sanciones a numerosos países —incluidos Irán, Siria, Venezuela, Cuba y la Republica Popular Democrática de Corea— al menos durante la crisis de la coronavirus que amenaza con matar a miles en los países más golpeados por la pandemia.

La «apelacion urgente» se ha dado a conocer en una carta abierta enviada por los grupos a Trump, al secretario de Estado, Miker Pompeo, y al secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, report Common Dreams. El llamado que pide cortar el régimen de sanciones durante la pandemia se titula «Levantar sanciones, salva vidas», y tiene como objetivo asegurar que la guerra económica de los Estados Unidos reclame el menor número de vidas posible, ya que esas naciones luchan contra la crisis de salud.

«Negar a las personas el acceso a recursos que salvan vidas ahora representa un riesgo para todo el mundo», dijo Daniel Jasper, del Comité de Servicio de Amigos Estadounidenses, signatario de la carta. «Estados Unidos debe repensar su enfoque de las sanciones», agrego.

La carta establece un marco para las salvaguardias universales que incluye seis categorías específicas. Estos incluyen ayudas que están directamente relacionadas con la contención y el suministro de tratamiento para COVID-19 (como kits de prueba, equipos de protección personal, ventiladores, etc.). En la carta también se pide que se proteja la ayuda necesaria para hacer frente a los desafíos simultáneos exacerbados por la pandemia, como el suministro adecuado de agua, la seguridad alimentaria y los servicios urgentes de salud para otras enfermedades infecciosas.

«Las sanciones matan a inocentes indiscriminadamente al igual que las bombas», dijo el director de política de Acción de Paz, Paul Kawika Martin. «Históricamente, este tipo de guerra económica no afecta positivamente el comportamiento de los gobiernos. Durante esta crisis pandémica, Estados Unidos necesita eliminar todas las barreras, como las sanciones, para que los países puedan contrarrestar la COVID-19».

La carta también hace hincapié en los riesgos de “sobrecomplacencia” por parte de las empresas e instituciones financieras excesivamente cautelosas frente a las sanciones. Eso puede llevar a más dolor y sufrimiento, dijo Teri Mattson, coordinador de la Campaña de CodePink Latinoamérica.

«Los bancos a menudo bloquean las compras de estos artículos por temor a correr contra las sanciones, en lo que se conoce como exceso de cumplimiento», dijo Mattson. «El exceso de cumplimiento es una de las muchas maneras en que los civiles inocentes terminan siendo perjudicados por los regímenes de sanciones».

El jueves, Ken Klippenstein en The Nation reveló evidencia de las consecuencias no deseadas para Estados Unidos de mantener el régimen de sanciones.  Citando una información de inteligencia clasificada del Pentágono, Klippenstein demostró que el ejército estadounidense está preocupado de que la incapacidad del gobierno iraní para manejar la enfermedad, debido en parte a las brutales y continuas sanciones estadounidenses, podría resultar en que soldados estadounidenses se enfermaran.

Como Klippenstein reporto:

El documento, fechado el 3 de abril, dice que Qatar —que alberga la base militar de Estados Unidos más grande de la región—«tiene el mayor número de casos de Covid-19, con más de 800 confirmados».

    […]

    La mayoría de estos casos, dice el informe, derivan de Irán, que se encuentra al otro lado del Golfo Pérsico de Qatar. El documento advierte que las sanciones estadounidenses “han dejado a Irán sin recursos financieros para montar una respuesta eficaz de salud pública” a la pandemia y “no pueden ordenar a los respiradores del extranjero, que son cruciales para el tratamiento”.

Se espera que el daño a la población y la economía de Irán por las sanciones en curso siga siendo catastrófico, lo que lleva a la representante Ilhan Omar (Demócrata por Minnesota) a comentar que la crueldad de la administración Trump no tiene excusa.

«Mantener las sanciones vigentes contra Irán durante una pandemia global es inconcebible», dijo la representante a The Nation. «”Estas sanciones sólo están perjudicando a civiles inocentes que soportan la peor parte de esta crisis mientras tienen un efecto cero en el comportamiento del gobierno iraní. Los civiles no pueden recibir medicamentos y suministros humanitarios que salvan vidas debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos».

Fuente: Juventud Rebelde

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: