Opinión

72 años de dolor y destrucción neocolonial, se cumplen el 15 de Mayo, Al Nakba. Por Ramón Pedregal Casanova.

“¿Dónde está su sello de entrada? No tiene sello de entrada” le había dicho un policía en la aduana. “Es que sois vosotros los que habéis entrado, hijo … Yo ya estaba aquí”, le respondió el fraile. Era una historia que revelaba hasta qué punto el Jerusalén en el que vivíamos era una creación mucho más reciente de lo quparecía.

Del libro Fin de siglo en Palestina. Autor: Miguel-Anxo Murado. Editorial Lengua de Trapo.

Con la Declaración Balfour (1926) en la mano tenemos el mayor grado de hipocresía y avaricia del capital financiero en el primer tercio del siglo XX en ella se compromete “la creación de un hogar nacional judío”; lo que vemos es que el “mandato bíblico” para volver a la tierra prometida es propaganda sionista para implantarse en Palestina y continuar después la reconquista de Oriente Próximo. Para el sionismo criado en los países colonialistas, Palestina, en la línea el pensamiento de éstos, todo lo que no era Europa debía ser conquistado, y lo que había sido de los imperios europeos podía apropiárselo. Otra línea es la que encarna en el nazismo: ¿hay alguien que todavía no sabe que su accionar responde a proyecto de Hitler expresado en su frase: Hoy dominamos la nación y mañana dominaremos el mundo? Al fin y al cabo esos que dominan el sionismo, llegaron a Palestina desde Europa central y oriental; leamos a Miguel-Anxo Murado cuando se refiere al yiddish: es un dialecto del alemán que, con muchas palabras del hebreo, del ruso, polaco y otras lenguas fue hasta hace poco el idioma de los judíos askenazíes que vivían sobre todo en partes de Alemania, Polonia, Rusia y el Imperio austrohúngaro. En Israel sin embargo, los sionistas, que prefirieron imponer el hebreo para romper con su pasado europeo, lo han tratado siempre con desprecio e incluso con hostilidad. Con la Alemania nazi tuvieron otro entrelazamiento, el militar, formaron parte del ejército nazi, tenían un cuerpo específico, con uniforme propio y condecoraciones en las que figuraba la cruz gamada. ¿Cómo olvidar los crímenes nazis?, ¿cómo olvidar los crímenes sionistas? Los nazis negaban el derecho a la existencia humana a quienes no fuesen arios. Los sionistas llevan su fantasía mitológica a su comportamiento político y militar para negar la igualdad con el resto de la humanidad, a la que denominan/ nos denominan/ gentiles, inferiores.

En biología dos seres vivos que tienen el mismo ADN se caracterizan por ser gemelos idénticos, o clones. Hoy su aliado es el régimen estadounidense, lo que nos hace recordar la declaración de Ben Gurión: “Nuestra mayor preocupación (se refiere aquí a la salida de la 2ª guerra Mundial) era la suerte que se reservaba a Palestina después de la guerra … Ya era manifiesto que los ingleses no conservarían su mandato. Si se tenían todas las razones para creer que Hitler sería vencido, era del todo evidente que Gran Bretaña, aun victoriosa, saldría muy debilitada del conflicto. Por mi parte yo no dudaba que el centro de gravedad de nuestras fuerzas debía pasar del Reino Unido a Norteamérica, que estaba en camino de asegurarse el primer lugar en el mundo. (www.palestineremembered.com) Llegado el momento, Israel, punta de lanza del neocolonialismo descendiente del colonialismo europeo, EEUU lo asumió como parte de su proyecto militar imperialista para la desintegración de los países árabes y el robo de sus riquezas naturales, que también son los principios que comulgan con los intereses del ente neocolonial que se hace llamar Israel.

El proyecto neocolonial consistía en hacerse con Palestina. El Acuerdo Sykes-Picot, negociado entre 1915 y 1916 por los imperialistas del momento, Inglaterra y Francia, para repartirse el Próximo Oriente habiendo derrotado al Imperio otomano, recibió financiación sionista previendo disponer de aquella tierra, aquel país que anhelaban. Era tal cual su objetivo, por eso cuando se instalaron en Palestina adoptaron numerosas leyes coloniales de los anteriores ocupantes, otomanos e ingleses. El proyecto neocolonial era un proyecto de la burguesía y la pequeña burguesía que se marchó, oponiéndose a la Revolución, a la Rusia soviética, los reaccionarios de su tiempo en lucha por el mundo feudal-capitalista que era derrotado y desaparecía. Y entonces sus antiguas relaciones con los sectores más reaccionarios de Europa empezaron a poner en marcha su propósito. Así fue contestado en el 2º Congreso de la III Internacional (1920): “Como hiriente ejemplo de los engaños perpetrados contra la clase trabajadora de los países sojuzgados por los esfuerzos combinados del imperialismo de los aliados y de la burguesía de tal o cual nación, podemos citar el asunto de los sionistas de Palestina, donde con el pretexto de crear un Estado judío, en ese país donde los judíos forman una minoría insignificante, el sionismo ha entregado a la población marginada de los trabajadores árabes a la explotación de Inglaterra.

¿Para qué han pasado 72 años? ¿para implementar el nuevo colonialismo? ¿para que asimilemos el puesto colonial israelí como un establecimiento moderno de la “civilización”?:

Sykes-Picot, Balfour, 2ª Guerra Mundial, su participación y sus acuerdos con Hitler para que se enviasen destacamentos de colonos a Palestina, partición en ONU de acuerdo con los imperios antiguos que presionan para que voten los gobiernos que utilizan de siervos, invasión y asalto al Pueblo Palestino conocido como Al Nakba. La consecuencia del conjunto de ésta última operación europea-sionista con práctica e ideario nazi, son los muertos, los heridos, los expulsados de su tierra, Palestina, refugiados, los prisioneros, Palestina sin Estado propio, sin independencia, sin soberanía, sin todo lo que significa normalidad política debido a la opresión de una ramificación del nazismo.

Decíamos antes que Si tienen el mismo ADN es que son gemelos idénticos, o clones, y hoy el ADN del neonazismo se encuentra en la alianza EEUU-Israel, practican la simbiosis en el sentido de que realizan algo en común. Y, lo que realizan en común es el proyecto colonial, de ahí que los refugiados, muertos, prisioneros, … “judaización”, avance del Estado sionista, sea la consecuencia de aquella primera colaboración europea.

. Es preciso observar el contexto histórico y cómo nace la empresa Israel, cómo buscan dinero y aliados, la importancia de la zona, en la que si estaban antes los ingleses, ahora intervienen los estadounidenses insertados en una base del gran capitalismo que se envuelve en el manto religioso judío para justificar la ocupación neocolonial.

Al Nakba es el primer paso para mantener el colonialismo una vez que los ingleses optan por retirarse. Tras semejante crimen lo que se hace desde Europa y EEUU es darle cobertura a lo que se inventó como nueva colonia.

¿Hasta cuándo les interesa mantener la ocupación? Si Trump ha seguido con los planes bajo el título de Acuerdo del siglo, su contrincante imperialista judío, para las elecciones en EEUU, Joe Biden, dijo: Si no existiera Israel, EEUU tendría que inventarlo para proteger sus intereses. Y ahora proyectan la película hollywoodense en el que el enemigo es Irán, esa es la continuación del programa político.

Al Nakba es el primer paso, y ha habido un 2º y un 3º y …, y se debe tener claro que las maniobras son continuación del engaño, o son el engaño mismo, para llevar judíos a la ocupación, y con quienes van a Palestina el sionismo construye el Estado militarista y racista que es. El establecimiento colonial, trabaja con el imperialismo estadounidense en la ofensiva permanente contra el pueblo árabe y contra el internacionalismo. Los askenazies, los sionistas, por su condición de clase salieron de la Unión Soviética y los países europeos para combatir el socialismo que triunfaba en Rusia para tratar de dar la vuelta a lo que conseguía la clase obrera, es una lucha declarada a la clase obrera en la que utilizan a judíos.

. La solución es un Estado Palestino sobre la Palestina Histórica, pero eso es algo que no se encuentra en el presente. El Pueblo Palestino está prisionero en guetos, ha sido y sigue siendo transferido, refugiado. En ese contexto se habla de la creación de dos Estados y viene ese discurso desde 1947, cuando Naciones Unidas se pronuncia por la partición, la recomienda pero no la firma. Lo que ocurrió después, dio como resultado lo que se llama Israel, que es un peligro para toda la región, un peligro que no tiene límites fronterizos, no tiene Constitución y su bandera simboliza un Estado que va desde el río Eufrates al Nilo. Israel no habla de un Estado para todos, habla de un Estado para judíos, el sionismo lo acordó así con Inglaterra, y ahora lo sustenta EEUU, mientras el resto de Europa calla, colabora, o lo que dice no sirve para construir la paz ni para construir un Estado Palestino. Más aún, todos éstos implicados se lavan las manos con la sangre de la infancia Palestina, las mujeres y los hombres Palestinos que han asesinado en los 72 años transcurridos desde el 15 de Mayo de 1948. Pero además, EEUU-Israel quieren eliminar testigos históricos que puedan dejar constancia de sus crímenes y amenazan a la Corte Penal Internacional si se atreve a juzgarlos.

Lo que anuncia Trump con el nombre de Acuerdo del siglo es el plan de Netanyahu. Ya han conseguido parte y quieren avanzar estabilizando su ocupación en Cisjordania, y luego proyectan extenderse por el resto del mundo árabe, es lo que da forma a la relación del sionismo y el imperialismo estadounidense conduciéndose para “legalizar”, contra todo Derecho, las conquistas neocoloniales.

Hay reconocimientos diplomáticos a Palestina, pero es insuficiente. Todo el plano expuesto habla de la necesidad urgente de un Movimiento de Liberación del Pueblo Palestino, de la urgente unidad de los pueblos árabes y de la solidaridad internacional, para que se frene el propósito sionista-estadounidense y se obligue, sí, se obligue a éstos destructores del Derecho de todos los pueblos a detenerse y echar marcha atrás deshaciendo su camino de conquista y neocolonialismo.

15 de Mayo, Al Nakba, desde esa fecha el Pueblo Palestino da ejemplo de sacrificio y compromiso con la verdad, que los imperialistas y sus cómplices procedentes del nazismo tratan de ocultar desde hace ya 72 años, y ahora hacen más difícil la supervivencia del Pueblo Palestino apretando su cerco aprovechando la pandemia de la Corona virus.

Las herramientas de los que nos encontramos fuera, como el BDS, las condenas de la ONU y de la Corte Penal Internacional, las movilizaciones populares en todo el mundo contra la barbarie sionista, la Flotilla Rumbo a Gaza, la denuncia de las organizaciones políticas y de solidaridad de la situación a la que someten al Pueblo Palestino, -más aún en ésta crisis por la Covid 19- en los campos de refugiados, en los güetos ciudades, en las cárceles, en la mayor de todas que es Gaza, esas herramientas deben sonar más que nunca en ésta fecha, 15 de Mayo, día de Al Nakba, contra los crímenes israelíes.

Palestina es soberanía, es libertad, es independencia.

En este país de gentes omnipotentes, / no podemos, / no seguiremos, / ya, tranquilos: / Ni en Gaza / ni en Naplusa / ni en Yanín. / Por Jafa / Por Haifa / Por Ramla y por Lidda. / Por todos los caminos / de la tierra ocupada, / dicen a voz en grito: / No era un estado … / Este Israel, / no era un estado.

Título del poema: Las campanas. Autor el poeta Palestino: Harun Hashem Rashid.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *