Opinión

Relaciones Gambia-Cuba, Una demostración de solidaridad verdadera

Por Ousman Sillah, Diputado y Presidente del Grupo Parlamentario de Amistad Gambia-Cuba.

Mientras el 25 de mayo, los africanos, los afrodescendientes y los amigos de todo el mundo conmemoran el Día de la Liberación de África (ALD), es justo también celebrar los lazos históricos de solidaridad, hermandad y cooperación entre la República de Cuba y el República de Gambia.

El 19 de mayo de 2020 se cumplió el 41 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas de amistad entre Gambia y la República de Cuba. Esta relación diplomática de solidaridad mutua entre los dos países amigos se ve fortalecida por el establecimiento de embajadas en las capitales de La Habana y Banjul.

Cuba, a pesar de su tamaño y bloqueo económico por parte de su vecino, Estados Unidos, ha demostrado un genuino internacionalismo y solidaridad mutua, particularmente a Gambia, evidenciada con la solicitud y llegada de la primera brigada cubana de colaboradores de la salud en junio de 1996.

Es justo destacar que Gambia fue el primer país africano donde se implementó el Programa Integral de Salud de Cuba, así como el primer país extranjero en abrir una Facultad de Medicina en la Universidad de Gambia (UTG), con profesores de la isla caribeña, basada en logros documentados cubanos en estudios de las Ciencias Médicas.

Gambia se beneficia actualmente de los servicios de un equipo de más de 150 profesionales médicos y trabajadores de la salud, incluidos profesores universitarios, médicos, tecnólogos, ingenieros, entre otros.

Todos ellos están brindando apoyo al país en las ciencias clínicas, quirúrgicas y pedagógicas. Deberíamos rendir homenaje a estos valientes profesionales cubanos que desde entonces han puesto en alta estima el nombre de Cuba, al ofrecer sus servicios y capacitación, tan necesarios, a lo largo de todo el país, haciendo que el derecho básico y fundamental de la atención médica sea accesible para el pueblo gambiano. Estos trabajadores de la salud, junto con sus homólogos gambianos, están ayudando a llevar la atención médica a las puertas de los gambianos en algunas áreas de difícil acceso.

Está surgiendo una creciente relación y diplomacia de persona a persona, a medida que se crean movimientos de solidaridad gambianos, como la Asociación de Amistad Gambia-Cuba y la Asociación de Graduados José Martí en Cuba, para fortalecer aún más los lazos a través de intercambios y visitas.

Durante su Cuarta Sesión Ordinaria en diciembre de 2019, el Plenario aprobó el establecimiento y la membrecía del Grupo de Amistad Parlamentaria entre la Asamblea Nacional de Gambia y la Asamblea nacional de la República de Cuba para promover y fortalecer las relaciones entre las legislaturas y los pueblos de ambos países.

Cuba también ha estado a la vanguardia brindando apoyo a los países africanos en sus luchas de independencia y liberación contra el colonialismo y la dominación externa.

Al conmemorar el Día de la Liberación de África, debemos centrarnos en los objetivos de los líderes que en 1963 se reunieron en Addis Abeba, Etiopía, para promover la liberación del continente.

Para priorizar la atención en el proceso de descolonización el 25 de mayo se declaró Día de la Liberación de África.

La conmemoración de este día fue para aquellos, que alcanzaron la Independencia, evaluar qué tan lejos habían llegado en la construcción de naciones libres e independientes que pudieran garantizar un desarrollo autodeterminado y reflexionar más sobre la difícil situación de aquellos que aún están bajo el yugo colonial.

En ese momento, Kwame Nkrumah dijo a los líderes africanos que la independencia de Ghana debería estar vinculada a la liberación total del continente africano, argumentando que una nación solo puede desarrollarse completamente si se vuelve capaz e independiente.

África aún no ha logrado el verdadero objetivo no por incapacidad, sino por conflicto de intereses y aspiraciones entre su ciudadanía. El tiempo ahora está enseñando que los pasos equivocados no nos llevarán a la libertad y al desarrollo. Hay esperanza de que el siglo XXI sea el siglo de África, por lo tanto, Cuba no está desperdiciando sus esfuerzos.

(Artículo original en inglés. Traducido al español por María Inés Álvarez) Garay

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *