Con indescriptible repugnancia, hemos visto  invadidas las redes sociales,  con el  peor de los intentos de discursos musicalizados, en la pretendida intención de  brindar a la opinión pública la imagen de un movimiento artístico en oposición a la postura de la Revolución Cubana.

Si bien es un hecho lamentable que una payasada como esta haya escogido como lenguaje la música, más lamentable aún es su aparición en fechas tan relevantes para los músicos cubanos  como son el aniversario 94 del natalicio de Juan Almeida Bosque, el aniversario 203 del natalicio de Perucho Figueredo y el aniversario 58 del fallecimiento de Benny Moré; figuras que desde diferentes ángulos nos enseñaron que la música y el arte en general cobran su mayor sentido y encarnan su mayor responsabilidad, cuando de servir a la Patria se trata.

Resulta lamentable y bochornoso que en momentos en que la vanguardia del movimiento musical cubano se encuentra enfrascada en el sostenimiento de la vida espiritual de nuestra población, personajes nacidos y formados en nuestra nación, utilicen sus voces en función de acrecentar su mercenaria popularidad.

El pueblo cubano los rechaza enérgicamente convencido de que el Imperio que hoy los aplaude y lanza sus monedas, al igual que Roma, paga los traidores, pero los desprecia…

Al momento de ser fusilado el Mayor General Perucho Figueredo, autor de nuestro Himno Nacional, nos recordó que Morir por la Patria es Vivir. Por eso ante la ignominia  de bufones  como los que han perpetrado  esta ofensa, reiteramos una vez más nuestra insustituible  consigna: “Patria o Muerte: ¡Venceremos!”.

Asociación de Músicos de la UNEAC

Por REDH-Cuba

A %d blogueros les gusta esto: