Opinión

El bloqueo contra Cuba y Venezuela: Si tocan a una, respondemos todas. Por Gabriela Cultelli

Marzo es el mes de la mujer, y la consigna “Si tocan a una, tocan a todas” o “Si tocan a una, respondemos todas” como dice la canción, está hoy más vigente que nunca, retumba en todas partes.

Llegó el momento entonces de levantar la voz sorora por cubanas y venezolanas, porque el bloqueo económico y las medidas de restricción que los Estados Unidos llevan adelante contra estas hermanas es una forma particularmente agresiva de violencia de género, afecta fundamentalmente a las poblaciones más vulnerables, y por tanto a las mujeres niñas, jóvenes, adultas, trabajadoras de ayer, de hoy, de mañana, del hogar, de la fábrica, del campo, intelectuales, todas.

Es que los roles sociales se construyen durante siglos, y sobre ellos se avanza, pero no cambian rápidamente, y son 62 años de Revolución en Cuba y 62 años que las cubanas son revolución en la revolución como dijera Fidel. Pero son también 62 años de bloqueo y trabas externas al desarrollo, provocando multiplicidad de problemas cotidianos que ellas mismas nos ejemplificarán en entrevistas realizada para una investigación en curso.

En Venezuela, sus mujeres son también ejemplo de resiliencia, con casi 7 años de bloqueo imperial y miles de millones de dólares trancados en más de 40 bancos internacionales. Ellas son la columna vertebral de la revolución bolivariana.

¡Que hablen las mujeres!

En La Habana, el año pasado y antes de desatarse la pandemia, conversamos con Bárbara (53 años), y ante la pregunta de si el Bloqueo económico afectaba principalmente a las mujeres, ella nos decía:

B- Claramente, porque hoy hay muchas mujeres al frente de los hogares, y tenemos que ocuparnos todos los días de poner una alimentación variada. Todos los días la mujer tiene que luchar para que los niños vayan a la escuela y lleven una merienda. Todos los días tiene que ir a trabajar y sufrir el transporte, su escasez por la falta de combustible. Todo eso va violentando tu vida por una política que pretende cercarnos, ahogarnos.

No es incompetencia, es que no hay recursos. Cuesta mucho trabajo obtener las cosas. Hay muchos hogares dónde no está el padre, o no está todo el tiempo, pero la madre sí.

Julieta (40 años) estaba presente, escuchando y esperando su turno. Enseguida entra en conversación:

J- Estoy de acuerdo con lo que dijo Barbara, pero quiero agregar otro tema. Algo tan sencillo y común como la necesidad mensual de almohadillas sanitarias. Durante el período especial no había, teníamos que usar paños y lavarlos. Es un problema de higiene, de comodidad, de intimidad. Ahora está escaseando el papel sanitario. Esos son dos ejemplos muy sencillos, otro ejemplo podría ser el calzado diferente también en varones y mujeres. Yo antes decía que el bloqueo lo veía por los zapatos, tenía el que me regalaban y a veces me quedaban apretados. En fin, tres ejemplos sencillos, sin contar el tema niños, casa, trabajo.

Y ellas resisten día tras día, no se rinden, parecen no conocer esa palabra.

En Caracas también aguantan la parada por años. Allí encontramos un movimiento peculiar “Cocineras de la Patria Fernanda Bolaños” se llamaba. Fernanda Bolaños fue la cocinera de Bolivar. Estas mujeres están en los planteles educativos, cocinan en las escuelas, su labor es fundamental. Erika era su vocera y nos dice que el bloqueo las golpeó fuerte, pero como buenas revolucionarias y venezolanas supieron salir adelante

E- Aquí hay muchas mujeres que somos padres y madres y nos pegó duro pero buscamos alternativas sobre todo en la alimentación y aquí estamos con nuestro Presidente Nicolás Maduro prestas a seguir avanzando en revolución

Luego Gisela de la organización “Parto humanizado”, denunciaba que les escasean elementos básicos para las embarazadas y los lactantes. Decía que muchas veces faltan vitaminas, alimentos y medicamentos. Ellas se organizaron para proteger a embarazadas y lactantes en esas circunstancias desde las comunidades, y han sacado vitaminas “hasta de lo más natural” nos dice. Allí se ve día a día como el bloqueo afecta con tanta dureza a las mujeres.

Nos reencontramos con María, una mujer humilde que, años atrás en otra visita a tierras de Bolivar, nos mostraba que esa revolución iba en serio con aquella frase de “Patria, Socialismo o Muerte”. Ella manifestaba que el gobierno de EEUU se cree que el bloqueo lo hace contra “nuestro” presidente, pero es el pueblo el que sufre. Esta parte la concluimos con sus palabras, más que elocuentes.

M- Somos las mujeres que llevamos adelante la casa, somos las que estamos pasando el trago más amargo. Como dice el dicho, no hay mal que por bien no venga ni cuerpo que lo resista. Esto va a pasar y nosotros vamos a vencer, porque las humildes, las pobres somos la que queremos esta revolución que nos dejó nuestro presidente Hugo Chávez Frías. Y Pa´lante!!!

En este fin de semana

Por el mundo en fechas cercanas al 26 de marzo, se fueron haciendo diferentes actividades, también en Uruguay (caravanas, actividad en redes, divulgación y denuncias varias), en esta oportunidad focalizadas en la demanda del levantamiento inmediato del bloqueo a Cuba, al tiempo que nos reuníamos casi 2000 latinoamericanes y personas del mundo con Nicolás Maduro en los marcos del Congreso de los Pueblos a desarrollarse en junio del presente año.

El bloqueo es un crimen de lesa humanidad. Desde aquí saludamos todas esas iniciativas populares, y unimos nuestra voz a las tantas y tantas, en ese “sororo rugir” de la solidaridad.

Fuente: Mate Amargo

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *