A diez días del comienzo del 43 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, la Revista CINE CUBANO conversa con Ramón Samada Suárez, Presidente del ICAIC.

CINE CUBANO (CC): El 43 Festival es el primero después de dos años con ediciones muy limitadas por la pandemia de COVID-19. Al mismo tiempo, ocurre en un año en que el país enfrenta fuertes tensiones, sobre todo, económicas y energéticas. ¿Cómo es posible realizar el Festival aún en estas condiciones?

Todos hemos vivido años muy difíciles y de forma particular en nuestro país.  Parece que el tiempo pasa rápido, pero la intensidad de los acontecimientos crea esa sensación.

En las mayores dificultades hemos continuado la producción cinematográfica. Desde el 2020, año en que comenzó a funcionar el Fondo de Fomento del Cine Cubano, se han realizado cuatro convocatorias. Como consecuencia de ellas han recibido apoyo financiero 68 proyectos en todas las categorías y géneros por un monto de 95,6 millones de pesos. Ya se han concluido 12 obras y en los próximos meses lo harán ocho más.

Paralelamente, se han terminado otras 36 películas por la entrega de unos   40 millones de pesos directamente a los realizadores, todas en tiempos de Covid. Muchas reflejan el impacto de la pandemia en la vida de nuestro país y la labor de nuestros científicos.

Con el mismo esfuerzo de los cineastas que realizan sus obras de forma independiente, las entidades productoras del ICAIC han producido 3 largometrajes de ficción, documentales y varios programas realizados para la televisión cubana. También han sido indispensables en el apoyo al cine independiente. Se han realizado las primeras coproducciones entre el cine de la institución y el independiente, lo que comienza a configurar una nueva etapa en la industria cinematográfica cubana.

En estos momentos, junto a los cineastas, enfrentamos un grupo de prioridades como otorgar personalidad jurídica a las productoras independientes, solucionar la demora excesiva en los permisos que otorgan las instituciones para poder filmar, así como todas las dificultades económicas y financieras que conocemos.

Son días difíciles. Aun así, organizamos el comienzo de la recuperación de las salas de cine en el país, un programa aprobado por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, para el que contamos con el apoyo de los gobiernos locales y otros actores económicos.

Pronto estaremos en marzo de 2023, mes del aniversario 64 del ICAIC y tenemos la intención de realizar el primer Festival de Cine Cubano con toda la obra producida en estos años.

Te explicaba todo esto porque es imposible hablar del Festival fuera de su conexión con el cine cubano, con sus cineastas.  Aunque es un festival internacional, muchas de nuestras obras estarán en él, particularmente las producidas con el apoyo del Fondo de Fomento.

En su 43 edición, el Festival tiene el peso de una historia de trabajo en favor del cine latinoamericano. La presencia durante tantos años de muchos cineastas del continente, que han aportado su visión y la imagen de los sueños alcanzados y otros casi siempre postergados, de los pueblos de América Latina, tan diversa y única a la vez, logró poner el centro de ese cine en La Habana, ellos lo visibilizaron. Se reunieron aquí importantes cineastas e intelectuales de todo el mundo.

¿Cómo hacer un festival con ese legado y en nuestras condiciones?

Será más modesto que en otras ediciones. Aun así, nuestro gobierno ha movilizado importantes recursos para el funcionamiento óptimo de nuestras mejores salas de cine dotadas de la tecnología de proyección indispensable, para garantizar la presencia de invitados extranjeros con sus obras y todo aquello que determina el buen desempeño de esta edición.  Tenemos un excelente programa que los compañeros de la Casa del Festival han organizado y darán a conocer en unas horas, no dejen de estar al tanto.

Es un regalo al público cubano, esencia del Festival, que en él se reconoce y distingue a este evento como uno de los más reconocidos.

CINE CUBANO (CC): Vicenta B, una película ganadora del Fondo de Fomento, en estos días ha generado opiniones en las redes sociales a propósito de su inscripción en el Festival. ¿Puede explicar qué está sucediendo?

 Es una película que recibió el apoyo de la segunda convocatoria del Fondo de Fomento. El jurado, integrado por prestigiosos cineastas, valoró la calidad de su guion, el diseño de producción y el acercamiento a una zona compleja de los problemas de nuestra sociedad. El ICAIC se empleó de manera muy fuerte, porque el equipo de producción de este largometraje filmó en una de las etapas más agudas de la Covid en el año 2021. En ese sentido es una obra que acompañamos y a la que, sin ser sus productores, aportamos mucho para su realización. Esa es la obra, la que deseamos exhibir al público cubano.

Por otro lado, su director ha roto públicamente con la Revolución cubana, con todas las instituciones culturales, la Escuela Internacional de Cine y Televisión, la UNEAC, el ICAIC y su Registro del Creador, utilizando un lenguaje cada vez más ofensivo y vulgar hacia compañeros de la dirección del país, de sus instituciones y hacia artistas e intelectuales que no comparten sus ideas. Ha utilizado la presentación de la película en festivales internacionales como pasarela política para insultar y agredir a la Revolución cubana.

En el mes de julio se le consultó para incluir una obra suya en la programación de verano. En su respuesta pública repitió los términos agresivos a la institución, su rompimiento total y su negativa a que su obra fuera exhibida en nuestros cines. En contradicción con esta postura y en una actitud incoherente, inscribe Vicenta B en el Festival.

La obra ha sido invitada para su exhibición en el evento y los productores, en uso de sus derechos, han declinado la propuesta que le hicimos. Vicenta B no está censurada.

CINE CUBANO (CC): ¿Tiene alguna otra consideración que compartir con nosotros?

Es nuestra intención ofrecer al público cubano el mejor evento posible. Es muy grande el esfuerzo que hemos tenido que hacer para llevar el Festival adelante. Pero es nuestro deseo y por eso dedicamos nuestro trabajo al desarrollo del cine cubano en muy difíciles condiciones. En ello siempre tendrán un lugar especial, el más importante, los cineastas cubanos y este Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, lleno de historia y recuerdos inolvidables.

Fuente: Página Facebook Cubacine ICAIC

Por REDH-Cuba

A %d blogueros les gusta esto: