Los miembros del Consejo Nacional de la UNEAC, junto a ejecutivos del Instituto Cubano de Radio y televisión y del ministerio de Cultura, deliberan este 15 de noviembre Apuntes para el debate, el informe presentado por la Comisión Permanente de Trabajo: Cultura y Medios, encargada de elaborar el documento que se discutirá en el Noveno Congreso de la UNEAC.

En el teatro del Museo Nacional de Bellas Artes, se enrumba un intercambio profundo y sosegado para que los Medios de comunicación sean cada vez más efectivos, encuentro que es el colofón de diversas reuniones con creadores y ejecutivos y al que asisten Victor Gaute, miembro del secretariado del Comite Central del Partido, Alpidio Alonso, Ministro de Cultura,Miguel Barnet, presidente de la UNEAC, Alfonso Noya, Presidente del ICRT, entre otras personalidades.

Como un adelanto de comentarios posteriores aquí los lectores tienen los fragmentos que siguen:

-El impacto de las nuevas tecnologías al convivir con modos tradicionales de comunicar, exige una adaptación plena de creatividad para promover el talento artístico y literario, y para conformar un público desde las edades tempranas capaz de distinguir con juicio crítico lo culturalmente valioso y auténtico. Se trata de lograr un equilibrio saludable entre la salvaguardia y difusión de la diversidad del talento artístico y literario de Cuba y lo que con lucidez describió Fernando Martínez Heredia: “…defender y promover el gusto y la capacidad de discernir de las mayorías, y que ellas puedan y quieran gozar y aprender con esa cultura que hace ascender la condición humana” o lo que Graziella Pogolotti concibe como el gran desafío: “construir un sujeto capacitado para participar en la transformación del entorno.”

-La Comisión, en representación de la UNEAC, ha trabajado sistemáticamente, de conjunto con el Ministerio de Cultura y el Instituto Cubano de Radio y Televisión, a favor de una relación armónica y de confluencia de intereses entre todos estos actores del escenario cultural. Los encuentros mensuales han contado con la participación de las más altas autoridades del estado y las instituciones antes mencionadas, y con la presencia del presidente Miguel Díaz Canel.

-El mayor avance se ha conseguido en los contenidos de la programación cinematográfica y musical de la televisión, beneficiada por la incidencia directa del Instituto Cubano de la Música y el Instituto Cubano del arte y la Industria Cinematográficos (ICAIC), al definir cada mes las prioridades promocionales.

-A pesar de los esfuerzos y ejemplos de avance notable, determina también en la consecución del propósito de jerarquizar, la decisión particular de algunos directores, realizadores, asesores que implementan sus propios gustos, intereses personales, muestran una falta de preparación profesional y cultural, entre otras causas, a la hora de instrumentar por su cuenta lo que se transmite.

-La presencia de nuevos talentos, de aquellos a veces poco favorecidos en el terreno mediático, la incorporación de videos, conciertos, documentales e importantes eventos musicales que se desarrollan en el país, incluso con transmisiones en vivo, prueban las ilimitadas potencialidades para estimular el disfrute del verdadero arte. un canal como Clave o una emisora como CMBF pudieran llegar a ser el referente ideal de esas buenas prácticas.

-Ejemplos como Duaba, un acercamiento de gran factura a la historia patria o dramatizados como De amores y esperanzas, nos prueban las potencialidades y aciertos de la televisión para que las series, dramatizados y documentales surtan el efecto deseado. Un viejo reclamo desde la UNEAC ha sido retomar iniciativas como el teatro en televisión y la adaptación de grandes obras literarias

-Se advierten grandes deficiencias en la llamada autopromoción de la televisión y la radio para garantizar que los espacios ya existentes de alto contenido cultural, se promuevan con la frecuencia y calidad necesarias para extender las audiencias. De igual modo, todavía programas de gran valía cultural son desplazados a horarios poco favorecedores que debilitan su impacto en los públicos. en cuanto a los promocionales en general y especialmente los de carácter histórico y político, se observan desniveles estéticos y creativos. La saturación con determinados mensajes o temáticas, e incluso con las definidas jerarquías culturales, puede producir el efecto contrario al deseado. Jerarquizar tampoco es saturar. Programar representa calcular al detalle los balances y equilibrios necesarios, tarea difícil y que exige de gran especialización y de una investigación científica donde los indicadores cualitativos pesen más que esa especie de populismo complaciente ajeno al verdadero goce estético y cultural.

-La televisión y la radio en nuestra sociedad, nunca deben olvidar que su misión es superar el propósito único, comercial y propagandístico que tuvieron en sus tiempos fundacionales y erigirse en medios culturales; donde la cultura no sea un complemento ocasional, sino la sustancia toda de su programación, la expresión formal de sus creaciones y el contrafuerte opuesto a la globalización seudo-cultural imperialista.

-Defender y promover el gusto y la capacidad de discernir de las mayorías es expresión que hemos tomado de Fernando Martínez Heredia, quien alertó sobre “los poderes de la cultura para modificar a nuestro favor las ideas que tenemos acerca de lo que es valioso y de lo que es hermoso, instigarnos a trabajar más y mejor para la sociedad y para el bienestar de todos, resolver carencias y deseos de un modo muy diferente a las soluciones que propone el capitalismo.”

-Siguen siendo escasas las opciones que desde el universo mediático se ofrecen a la práctica de la crítica y los espacios, que desde los medios, se consagren a ese menester, tan clave para orientar y ofrecer herramientas de juicio crítico a un amplio público. entre las demandas aún insatisfechas pervive la urgencia de estimular en los medios la existencia de espacios críticos sobre su desempeño. Que en la radio y la televisión aparezcan los críticos, especialistas, exponiendo sus opiniones sobre la producción radial y audiovisual de nuestro país en primer orden y del mundo. Los especialistas que egresan de nuestras propias universidades, y se desempeñan en centros de investigación e instituciones académicas, podrían contribuir decisivamente a enriquecer ese corpus crítico, además de procurar herramientas de juicio y diversidad de puntos de vista a los públicos. Se insiste en construir intencionadamente esos referentes de la crítica, esas voces autorizadas, y en integrarlos cada vez más en acciones consensuadas, como ha sido la pretensión de la sección de crítica de la de la Asociación de Radio Cine y Televisión de la UNEAC.

-La UNEAC y la Comisión deberán incrementar sus esfuerzos para incentivar que el MINED, el MES y los medios de comunicación con los cuales contamos, desarrollen un creciente programa de acciones que faciliten la formación de los gustos y públicos y de un espectador crítico desde las edades preescolares. La interpretación y sensibilización con el universo de expresiones artísticas y literarias debe iniciar en ese período de vida. El espectro de la crítica requiere ampliarse. Debemos verla como una herramienta al servicio de la formación de los públicos, aun cuando valoramos aquella denominada especializada que cursa en publicaciones y espacios también especializados.

-En el pasado VIII Congreso de la UNEAC, nuestros realizadores hablaron de la urgencia de revolucionar los modos de producción audiovisual y cinematográfica rebasados por la realidad del país. Se hacía necesario poner en práctica las nuevas formas de producción sobre bases económicas, legales y organizativas de los realizadores independientes. Tras aprobarse al más alto nivel, se inició un largo y minucioso proceso de consultas y debates encabezado por el ICAIC que ha contado con la participación enriquecedora de los creadores. el resultado es la conformación de varias normas jurídicas como el Decreto Ley del Creador audiovisual y Cinematográfico Independiente, el Registro del Creador Audiovisual y Cinematográfico y los Colectivos de Creación.

-Como parte de la preparación de nuestro IX Congreso, la Comisión continuará su trabajo sistemático con las diversas asociaciones de la UNEAC, los comités provinciales y sus filiales para analizar de conjunto nuevas propuestas que favorezcan la promoción del talento artístico y literario de sus integrantes en los medios y las redes sociales. asimismo, realizará un amplio intercambio sobre varias temáticas afines, entre ellas la presencia de la obra y el pensamiento de nuestros escritores y artistas en la red de redes, y la preservación del patrimonio atesorado por nuestros medios para hacer de esos archivos históricos, memoria viva de la nación. De manera que estos apuntes para el debate que presentamos hoy son un alto en el camino del proceso de discusiones que venimos desarrollando y que sucederán hasta el IX Congreso de la UNEAC, donde abordaremos con mayor extensión estas ideas preliminares.

Tomado del Portal de la Televisión Cubana