Opinión,Venezuela

¡Juntemos fuerzas contra la intervención militar de EE.UU. en Venezuela!

¡Es imprescindible alertar al mundo de este macabro plan y unirnos todas las fuerzas progresistas para que no pueda llevarse a cabo con sus propósitos violadores de la soberanía venezolana!


Por Pedro L. Sotolongo

La situación actual alrededor de los acontecimientos en Venezuela es digna de aquella sección de “Increíble, pero cierto” que se publicaba bajo la rúbrica de Ripley en los diarios de la época…

De buenas a primeras irrumpe en la escena venezolana un tal Juan Guaidó, desconocido personaje con anterioridad, que tuvo acceso a la declarada en desacato Asamblea Nacional por una localidad minúscula del territorio venezolano y con un cifra pequeñísima de votos y este susodicho se autoproclama, nada más y nada menos que “Presidente encargado” del país (y es fulgurantemente reconocido por Norteamérica y varios países que “bailan a la música que tocan en Norteamérica -por mala que sea)…

Como decíamos: ¡Increíble, pero cierto….!

Pero nada surge de la nada, y tampoco el tal Guaidó surgió de la nada. Lo venían preparando para tal fraudulento papel hacía ya tiempo, pues su misión estaba escrita en el “guión” que en el caso de Venezuela vienen siguiendo Donald Trump y los Estados (Des)Unidos con él.  Este personaje es integrante de Voluntad Popular (sic), organización creada por Leopoldo López actualmente en reclusión y que es el sector más pro-E.U. y partidario del neoliberalismo e intransigente antichavista, protagonista de las “guarimbas” o disturbios callejeros del 2014 y 2017, en las cuáles el 70% de los muertos fueran chavistas precisamente (lo que se oculta maliciosamente).

Guaidó fue dirigente estudiantil en la Universidad Andrés Bello y fue uno de los 5 estudiantes venezolanos enviados por el New Endowment for Democracy (NED) a Belgrado en el 2005, con 21 años, para capacitarse con CANVAS, un grupo que entrena para participar en protestas no violentas, que tuvo protagonismo en los acontecimientos de Ucrania. Posteriormente de terminar en la Universidad, viajó a Washington para estudiar con Berrizbeitía, un exdirector ejecutivo del fondo Monetario Internacional, aunque nadie ha explicado como tal joven venezolano accedió a uno de los economistas neoliberales más importante de América Latina.

¡Había que “preparar” bien al “desconocido”!

En el 2010, en Noviembre, Guaidó, junto a otros, participó en un Seminario secreto en el Hotel “Fiesta Mexicana”, en la capital de México. En ese seminario, financiado por Washington (¿por quién sino?) se planificó la eliminación física de Hugo Chávez y después la de Nicolás Maduro. También se idearon las “guarimbas” del 2014-2017. Donde, por cierto, en algunos videos de las mismas se ve a Guaidó con la camiseta de su organización “Voluntad Popular”

En el 2018 en Diciembre, Guaidó viajó secretamente a Washington para planificar las movilizaciones de Enero del 2019 contra Maduro. Allí tuvo el apoyo de alguien bien conocido por los cubanos… ¡Marco Rubio! Y se reunió nada más y nada menos que con el Secretario de Estado de aquel país, Mike Pompeo…

¡Evidentemente era ya “el escogido”!…

Tan es así, que es nombrado Presidente de la desacatada Asamblea Nacional 5 días ANTES de su regreso a Venezuela y pocos días después se autoproclama “Presidente Encargado” del país…

De nuevo, ¡Increíble, pero cierto!…

Por cierto, hay que estar muy alertas para la nueva provocación que organiza E.U. junto a la derecha venezolana el próximo sábado 23 de Febrero. En esa oportunidad pretenden poner en acción un “guión” muy similar –salvando la diferencia de actores- que el intentado con la “invasión” de Playa Girón (Bahía de Cochinos), en Cuba, décadas atrás…

En aquel entonces Miró Cardona, un politiquero de la Cuba pre-59, estaba en una base militar norteamericana en Centroamérica, junto a un helicóptero con los motores encendidos para partir, y esperando la llamada -que nunca recibió- de uno de los “invasores” a Cuba, comunicándole la noticia de su “triunfo” y reclamando la presencia de ese “gobierno provisional” en territorio cubano. Desde allí tal “gobierno provisional” pediría a las fuerzas militares de E.U. (que ya estaban a bordo de varios buques de guerra en las aguas internacionales próximas a Playa Girón[1]), que invadieran la Isla.

El sábado 23, en la frontera venezolano-colombiana y en el estado fronterizo venezolano de Táchira, se intentará por la oposición algo análogo. Solo que en lugar de “mercenarios de guerra” utilizarán “mercenarios humanitarios” venezolanos –carne de cañón, sería mejor llamarles- para que convoyando una “ayuda humanitaria” traída en aviones militares norteamericanos a la frontera desde Colombia, intenten crear violencia –de nuevo las “guarimbas”- y que haya víctimas mortales, para pedirle a Guaidó y a su gente que instale un gobierno provisional en el estado fronterizo de Táchira –alejado, como Playa girón, de la capital- y entonces proceder a “solicitarles a las tropas de E.U. que penetren en Venezuela.

¡Es imprescindible alertar al mundo de este macabro plan y unirnos todas las fuerzas progresistas para que no pueda llevarse a cabo con sus propósitos violadores de la soberanía venezolana!


[1] Por cierto, en uno de esos buques de guerra se encontraba “listo para pisar tierra cubana” nada menos que John McCain, quién fuera aspirante a Presidente de E.U. ¡Se quedó con las ganas, McCain! –que en la paz de los sepulcros descansa ahora- y quién posteriormente fuera derribado -con su avión militar- por los vietnamitas en suelo asiático.

También puede gustarte...