Declaración de la Red en Defensa de la Humanidad en la XVII Feria Internacional del libro de La Habana

Por invitación del capítulo cubano de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales “En defensa de la humanidad”, nos reunimos escritores, científicos, comunicadores y editores vinculados a la Red y presentes en el evento, convencidos de que es necesario proponer acciones de respuesta a la ofensiva reaccionaria, con visos neofascistas, que ha tomado fuerza en nuestro continente y en otras regiones del mundo.

Se subrayaron por los participantes los siguientes aspectos:

-La importancia de reforzar el trabajo de la red en la coyuntura actual, con la función principal de abrir brechas en el cerco mediático en manos de grupos de poder que sirven a las oligarquías nacionales y al Imperio y trabajan día a día para confundir, engañar y desinformar a la opinión pública y desmovilizar a quienes apoyan las causas justas.

-Dentro de esta labor desinformativa destaca la intención de desprestigiar a líderes y causas progresistas y la invención y puesta en circulación, con total impunidad, de mentiras y tergiversaciones para legitimar los fraudes y trampas que se utilizan para desmantelar los procesos progresistas.

-Se hace imprescindible caracterizar con el mayor rigor esta etapa histórica y denunciar las maniobras de las fuerzas de la reacción, que clasifican como actos delictivos, violatorios de los más elementales principios del derecho. Mientras las fuerzas progresistas respetan las reglas del juego, sus enemigos actúan con total impunidad, sin respetar ninguna norma ética.

– Es de destacar que la concentración de medios, incluidos los servidores, buscadores y otras empresas de Internet en manos de las grandes corporaciones, adicionan a este difícil escenario el uso de algoritmos y de los llamados Big Data, lo cual debe ser también objeto de denuncia con todo detalle.

-Continúa como una prioridad de la Red la solidaridad hacia la Venezuela bolivariana, acosada hoy de forma despiadada. Como lo fue en su tiempo la República española, la Revolución impulsada por Chávez y continuada bajo el liderazgo de Nicolás Maduro constituye hoy la primera línea de contención frente a la amenaza imperialista y fascista.

-La Red debe circular textos y materiales audiovisuales que desmientan puntualmente las falsedades de la maquinaria mediática con eficacia comunicativa, poder de síntesis y argumentos comprensibles para todos los sectores sociales y en particular para los jóvenes. Manifestaciones tan ofensivas como las palabras de Trump en su reciente discurso sobre el estado de la Unión y las declaraciones de Tillerson en su gira por América Latina, deben tener respuestas rápidas y certeras. En la capacidad de la Red para difundir coordinadamente los mensajes, para multiplicar y unir las voces defensoras de la verdad, radica en una buena medida nuestras posibilidades de influir.

-Hay que continuar trabajando por articular a los numerosos núcleos de resistencia cultural que existen en el mundo y por atraer a activistas de generaciones jóvenes.

-La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales “En defensa de la humanidad”, fundada en 2003, apoyada desde sus inicios por Fidel y Chávez, resulta más necesaria en el presente que nunca antes. Ha de ser cada día más un factor de articulación, esclarecimiento y movilización.

Estuvieron presentes, entre otros, de Venezuela, Luis Britto García, Judith Valencia, Vladimir Acosta, Alberto Rodríguez Carucci, María Teresa Novo, Rafael Salazar, María Antonieta Catania y Ernesto Chávez; de México, Héctor Díaz Polanco; de Colombia, Hernando Calvo Ospina; de Argentina, Víctor Hugo Morales, Graciela Ramírez, Martín Grifo Adorno y Héctor Celano; de España, Pascual Serrano y Joaquín Recio Martínez; de Italia, Luciano Vasapollo y Rita Martufi; de Canadá, Arnold August; de Chile, Jaime Quezada; de Ecuador, Raúl Pérez Torres y Antonio Correa Losada; de Cuba, Abel Prieto Jiménez, Omar González, Luis Suárez, Ernesto Limia, Lillian Álvarez y Enrique Ubieta.